Rodrigo Rey Rosa | Severina

Rodrigo Rey Rosa - Severina

Cuando me invitaron a colaborar en una página de arte haciendo reseñas de libros, me dije ¿por qué no?

Para empezar, ni soy escritor, ni soy crítico, no estudié letras, tampoco creación literaria. ¿Qué soy? Pues tan solo un aficionado que ha hecho de las letras un medio de desahogo, pero, sobre todo, un refuerzo positivo para esta inercia que la vida representa. ¿Qué por qué le comento esto a usted, amable y queridísimo lector? Pues no pretendo justificarme antes de tiempo, pero si le hago saber de qué pie cojeo. Simple.

Lo que me concierne en este momento es hablarle de Severina, de Rodrgio Rey Rosa. Una novela publicada por Alfaguara que bien puede ser leída de un sentón.

Severina es una mujer que roba libros como un estilo de vida, en la que él y su tutor (al menos eso presume), su abuelo, desmiembran y como resultado de esto viajan por todas partes cargando solo libros, pasaportes falsos y la estela de aprendizaje que se llevan de todo y de todos.

               “… porque mi vida habría vuelto a reducirse a los libros, me había convertido en un ejemplar más de esa melancólica especie: el librero aspirante a escritor.”

Bonita pedrada.

               “—De poesía sé muy poco. Son poetas. Tienen sus momentos, o sus instantes al menos, digo.”

Otra pedrada.

               “No era la primera vez que me dejaba llevar más allá de la razón por un impulso libresco.”

A estas alturas ya no siento lo duro, sino lo tupido. ¿Y es que quién no se ha dejado llevar por un impulso así? Esas son las cosas que me hacen ser un romántico idiota o un idiota romántico, que no es igual.

Severina se introduce en la vida de nuestro protagonista, dueño de una librería, gracias a que ella acude puntualmente los lunes a las sesiones de lectura que se llevan a cabo. Cada una de sus visitas representa una pérdida para la librería por cada libro que ella roba y que él anota puntualmente en una lista con tal de increparla algún día y así hablar más allá de un simple hurto.

A través de la historia de ambos, ellos van de dilema en dilema desde de la vida, gracias a la involuntaria participación del abuelo, hasta lo que ellos representan para cada uno.

El amor no dejará de ser un cliché y por eso el hombre no se cansa de escribir sobre él.

PALABRERÍAS:

Aforismo.- Frase o sentencia breve y doctrinal que se propone como regla en alguna ciencia o arte.

                “Yo leía aforismos de Schnitzler mientras ella lavaba platos en la cocina” Página 75, 2do párrafo.

Aspidistra.- Planta herbácea de hojas perennes, largas (de 30 a 40 centímetros de longitud), de nervios bien marcados, color verde intenso y brillante, flores solitarias.

               “Me quedé un momento mirando el pequeño jardín de enfrente, con sus grandes macetas con patas de león, colas de quetzal, aspidistras y plantas de sábila” Página 31, 1er párrafo.

Fárrago.- Mezcla de cosas desordenadas o inconexas.

               “…veía un fárrago de cosas que se aproximaban y tenían como causa primera el acto físico de escribir con mi propio puño mi nombre…” Página 67, 2do párrafo.

FICHA BIBLIOGRÁFICA:

REY, R., “Severina”
Páginas: 104
Editorial: Ediciones Alfaguara
Edición: Primera
México
ISBN 978-607-11-1135-7
Mayo de 2011

IMAGEN – Alfaguara | TEXTO – Lucio  | EDICIÓN – @IARCOSJ

Expresa

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s